jueves, 9 de mayo de 2013

EDIFICIOS DESAPARECIDOS DE MADRID (PALACIO DEL MARQUES DE PORTUGALETE)



En el número 56 de la Calle de Alcalá y haciendo esquina con la calle Alfonso XI, podemos contemplar un edificio perteneciente al Ministerio de Sanidad, pero no siempre fue así, hasta poco después de la Guerra Civil, en su lugar se encontraba el Palacio del Marqués de Portugalete.
Fue mandado construir en la década de los años 60 del Siglo XIX  durante el reinado de Isabel II, siendo considerado   uno de los palacios más emblemáticos de la aristocracia madrileña.
A través de Google, podemos contemplar el espacio que en su día ocupó el Palacio del Marqués de Portugalete

Su propietario fue el Marques de Portugalete y Duque de Bailen, que originariamente se denominaba "Ducado de Bailén Castaños", título nobiliario creado en 1833, por el rey Fernando VII a favor del general Francisco Javier Castaños y Aragorri Urioste y Olavide, con carácter personal y vitalicio. Posteriormente fue transformado en perpetuo y hereditario en 1847, por la reina Isabel II.
Fachada del Palacio del Marqués de Portugalete

Fallece el General Castaños sin descendencia pasando los títulos nobiliarios a Luis Ángel de Carondelet y Castaños, hijo de su hermana, y al esposo de esta  el Barón de Carondelet, que ostento el II Marquesado de Portugalete.
Vista general del Palacio del Marqués de Portugalete hacia 1880

Los planos y la dirección de los trabajos de construcción del edificio fueron ejecutados por el arquitecto francés Adolfo Ombrecht. En su interior, disponía de salón de bailes, una capilla para los actos religiosos, sala de billar, sala de baños decorada al estilo pompeyano por el pintor Oreste Mancini, galería museo, salón de música y un gran número de dependencias. La decoración toda ella realizada a base de mármol de Carrara, tapices de Goya, muebles de ébano, marfil, arañas y cristaleras multicolores y un sinfín de lienzos y tapices de los artistas más afamados.
Vieja estampa en la que todavía se puede contemplar el Palacio del Marqués de Portugalete, aunque rodeado de edificaciones.

El palacio se construyó en el centro de la parcela, disponiendo de un patio interior con zona ajardinada, el exterior estaba delimitado por una verja.
Para la construcción se empleó la piedra y el ladrillo alternativamente, la piedra para las parte principales como las esquinas, frontones, cornisas y vanos de puertas y ventanas. A destacar el diseño del cuerpo central de la fachada de la calle Alcalá formando un espacio curvo.
Decoración del Palacio

Durante muchos años, el palacio fue lugar de reunión de las clases más pudientes y políticos de la época como Cánovas del Castillo.
          Fue demolido después de la Guerra Civil, para dar paso a nuevas formas de urbanismo y en el año 1946, se construyó en su lugar el edificio del Instituto Nacional de Previsión, que posteriormente se denominó Instituto Nacional de la Salud.

En la actualidad, el edificio es propiedad del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno de España.

Vista del edificio oficial que sustituyó al antiguo Palacio

1 comentario:

  1. ¿Por qué no existe un pensamiento, iniciativa y sensibilidad en reconstruirlo? Total, aquí no estamos hablando de viviendas privadas, es un edificio gubernamental, que podría ser demolido fácilmente y reconstruir el palacio. Nada es inamovible y perpetuo en el tiempo, más que el inmovilismo mental. En Alemania se han reconstruido edificios tras la Segunda Guerra Mundial, por qué aquí no?

    ResponderEliminar